www.revistaquercus.es

Primera causa de mortalidad no natural de la especie en esta sierra cordobesa

El veneno acorrala al buitre negro en Hornachuelos

El veneno acorrala al buitre negro 
 en Hornachuelos
Desde hace pocos años, la sierra cordobesa de Hornachuelos está minada de cebos envenenados para eliminar depredadores y favorecer la caza de perdices con reclamo. Al mismo tiempo, su colonia de buitre negro ha bajado de casi medio centenar de parejas a poco más de treinta, según los preocupantes datos aportados por el programa de seguimiento y conservación
de la especie que lleva la Consejería
de Medio Ambiente de Andalucía.
El seguimiento y conservación de la población andaluza de buitre negro (Aegypius monachus) depende de un plan específico de actuaciones: el Programa Buitre Negro. Se desarrolla desde 2001, por parte de la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía. Una de las zonas de trabajo es la sierra de Hornachuelos, en el oeste de la provincia de Córdoba, donde se asienta uno de los principales núcleos reproductores de la carroñera en esta comunidad autónoma.

En 2004 se controlaron en esta zona 117 nidos (se incluyen en el cómputo tanto los ocupados por parejas reproductoras como los vacíos). El 94% estaba dentro de los límites del Parque Natural y del Lugar de Interés Comunitario (LIC) que protegen la sierra; el resto se ubicaba en otro LIC, Guadiato-Sierra de Albarrana.

Quince de los nidos han sido reconstruidos por la Consejería de Medio Ambiente, uno de ellos parcialmente en 1989 y el resto de forma completa en 2002 y 2003, ya con supervisión del Programa Buitre Negro. En tres se han producido puestas después de la reconstrucción, incluyendo el nido intervenido en 1989, probablemente el más antiguo de cuantos se conocen en la provincia de Córdoba.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.