www.revistaquercus.es

Un sistema socio-económico singular

Brezales, lobos y caballos salvajes en Galicia

Caballos salvajes en la Serra do Cando (Pontevedra). Un garañón conduce a un grupo de yeguas y hembras subadultas hacia su manada (foto: David García Eirín).
Caballos salvajes en la Serra do Cando (Pontevedra). Un garañón conduce a un grupo de yeguas y hembras subadultas hacia su manada (foto: David García Eirín).

En las montañas de Galicia existe un sistema ancestral que vincula al hombre con brezales, lobos y caballos salvajes. Permite mantener un hábitat de gran valor ecológico, prioritario en la Unión Europea, además de uno de los principales bastiones del lobo ibérico y una de las mayores poblaciones de caballos en libertad del mundo. Todo gracias a unos habitantes obligados a rentabilizar sus montes con cultivos de eucalipto o sistemas ganaderos más intensivos. El futuro de esta cadena es incierto. He aquí su historia.

Por Jaime Fagúndez, Roberto Hermida y Laura Lagos

Los brezales atlánticos de Galicia son comunidades singulares, de gran valor ecológico, formados por plantas arbustivas que viven sobre suelos pobres en climas marcadamente oceánicos. Los brezos pertenecen a la familia de las Ericáceas y dominan la vegetación arbustiva junto al tojo, una leguminosa del género Ulex. Estos brezales son una seña de identidad del paisaje gallego y están ligados al uso tradicional de los recursos que brinda el monte, como la extracción de tojo para cama del ganado, que unido a los excrementos proporciona un abono natural rico en nutrientes. Además, en gran parte de la media montaña gallega, las amplias extensiones de brezal se han dedicado desde antiguo al pastoreo. Pero los cambios socioeconómicos sufridos a partir de la segunda mitad del siglo XX han afectado profundamente al paisaje rural gallego. El brezal, un hábitat poco productivo, ha ido desapareciendo y dejando paso a otros sistemas que reportan más ingresos, como las repoblaciones forestales y los pastizales mejorados, o incluso las formaciones de frondosas autóctonas favorecidas por el abandono.

La importancia de los brezales como sistema de explotación tradicional paneuropeo, compartido desde Noruega hasta Portugal, está fuera de toda duda y muchos países dedican importantes recursos a su conservación. Es más, también se restauran allí donde han desaparecido desde hace tiempo (1). La legislación europea incluye en la Directiva de Hábitats diferentes brezales como comunidades prioritarias o de interés (Cuadro 1). En Galicia los brezales ocupan todavía un alto porcentaje de su territorio, pero continúan degradándose y siguen una tendencia hacia la desaparición asociada a recientes cambios en los usos del suelo.

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (23)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.