www.revistaquercus.es
Junio - 2017    28 de julio de 2017

Editorial

Al cierre de este número de Quercus, WWF España había recogido ya 15.634 firmas en apoyo de la declaración del Mar de las Calmas, situado frente a la isla de El Hierro, como el primer parque nacional exclusivamente marino de nuestro país. La actual red de parques incluye dos espacios marítimo-terrestres, Cabrera y las Islas Atlánticas de Galicia, pero aún no cuenta con ninguno dedicado por entero al mar. Podría haber otros candidatos, cierto, pero ninguno con un nombre tan hermoso como el Mar de las Calmas.

La propia isla de El Hierro sirve de parapeto a los insistentes vientos alisios y sus aguas tienen la particularidad de ser una encrucijada entre el litoral y el océano abierto, entre las especies subtropicales y las norteñas. El edificio volcánico de El Hierro cae a pico bajo el mar, sin apenas plataforma continental, y de ahí que sean tan abundantes algunos cetáceos, como zifios y cachalotes, que suelen encontrarse bastante más alejados de la costa. Para remate, puede que sus aguas estén en calma, pero bajo ellas late una insólita actividad volcánica, como pudimos comprobar a raíz de las famosas erupciones del año 2011 al sur de La Restinga. Unas emanaciones gaseosas submarinas que albergan peculiarísimas comunidades vivas. ¿Hacen falta más razones para que el Mar de las Calmas se convierta rápidamente en un nuevo parque nacional?

Buscar noticias por meses y años en esta sección
    


En otros años
| 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004 |
Buscar noticias por meses y años en esta sección
    

0,107421875