www.revistaquercus.es

SUS 12.000 PAREJAS ACTUALES LA CONVIERTEN EN LA MAYOR COLONIA MUNDIAL DE LA ESPECIE

Treinta años de nidificación de la gaviota de Audouin en el delta del Ebro

Ejemplar de gaviota de Audouin posado en uno de los carteles que delimitan la Reserva Natural Parcial de la Punta de la Banya (foto: Albert Bertolero).
Ejemplar de gaviota de Audouin posado en uno de los carteles que delimitan la Reserva Natural Parcial de la Punta de la Banya (foto: Albert Bertolero).
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
La punta de La Banya, situada en el extremo meridional del delta del Ebro, acoge a una gran colonia nidificante de gaviota de Audouin, a la que recientemente se ha sumado un segundo núcleo reproductor asentado en el espigón portuario de la vecina localidad de Sant Carles de la Ràpita. Al margen de las oscilaciones naturales de la colonia, la presencia de la especie en el delta del Ebro se remonta al año 1981, con un máximo histórico de 15.329 parejas censadas durante la temporada de cría del año 2006.

por Albert Bertolero, Daniel Oro, Meritxell Genovart y Antoni Curcó
Hasta finales de los años setenta se consideraba que la gaviota de Audouin (Larus audouinii) era uno de los láridos más amenazados del mundo, con una población inferior al millar de parejas. Sus pequeñas colonias de cría estaban repartidas por islas e islotes a todo lo largo del Mediterráneo, por lo que el establecimiento o descubrimiento de nuevos núcleos reproductores era de suma importancia para evaluar su población e intentar adoptar medidas que mejorasen su estado de conservación. Los primeros registros de gaviota de Audouin en el delta del Ebro (Tarragona) corresponden al año 1980, señal inequívoca de una futura colonización.

Efectivamente, sólo un año más tarde la especie se estableció como nidificante en la península conocida como punta de La Banya. En 1986 dicho espacio fue protegido bajo la figura de Reserva Natural Parcial e incluido en el Parque Natural del Delta del Ebro. La reserva de la punta de La Banya tiene actualmente una extensión de 2.640 hectáreas, 979 de las cuales corresponden a las salinas de La Trinidad, y a partir de su protección se la considera una de las zonas del Mediterráneo con mejor calidad de hábitat para la reproducción de los láridos, especialmente para la gaviota de Audouin (1).

A lo largo de estos 31 años de nidificación en la punta de La Banya, la población de gaviota de Audouin ha pasado de las 36 parejas que se instalaron en 1981 a las aproximadamente 12.000 actuales (Figura 1). A lo largo de este periodo, la colonia experimentó una fase de crecimiento exponencial entre 1981 y 1997, para posteriormente entrar en una fase más o menos estable, aunque con ciertas fluctuaciones anuales (2). En el año 2006 se censaron 15.329 parejas reproductoras, récord histórico de población.

Hábitats disponibles y presión
de los depredadores
Dentro de la punta de La Banya, la colonia se distribuye de manera fragmentada en diversos núcleos o subcolonias (Figura 2). Dichos núcleos pueden ocupar tanto zonas naturales (dunas con vegetación y salicorniales), como ambientes humanizados (diques y pistas dentro de la explotación salinera). El número de parejas es muy variable en estos núcleos, ya que pueden estar formados por parejas aisladas o albergar hasta 3.400. De hecho, los núcleos sufren fluctuaciones temporales en el número de parejas nidificantes, cambios que son extremos en el momento de su colonización y de su extinción. Como consecuencia de estos procesos, se producen diferencias anuales en la distribución espacial de los núcleos dentro de la punta de La Banya. Por ejemplo, en el periodo 1992-2007 la colonización de nuevos núcleos se cifró en un 27%, otro 16% se extinguió y el 57% restante se mantuvo.

También se ha registrado una importante evolución respecto a las zonas seleccionadas por las gaviotas para nidificar dentro de la punta de La Banya a lo largo de estos años. Así, en el periodo 1981-1991 todos los núcleos se establecieron únicamente fuera de las salinas, sobre dunas con vegetación o salicorniales (Figura 3). Fue en 1992 cuando las gaviotas se asentaron por primera vez en un dique de las salinas, aunque únicamente lo hicieron unas pocas parejas, menos del 1% de la población. No obstante, esta primera ocupación de las salinas no se debió a una saturación del resto de los lugares de nidificación disponibles, ya que en la zona aún quedaban por colonizar numerosas isletas, dunas y salicorniales. Pero desde 1992 se ha ido incrementando el número de gaviotas nidificantes dentro de las salinas, donde ocupan tanto las dunas con vegetación (a partir de 1993) como las pistas con circulación de vehículos (a partir de 1994).

Hemeroteca
Quercus 301 (marzo 2011)
Ref. 5301301 / 3’90
• Mejora de uno de los hábitats preferidos de la gaviota de Audouin. María García de la Fuente.

Quercus 299 (enero 2011)
Ref. 5301299 / 3’90
• Dieta de la gaviota de Audouin en el delta del Ebro. Joan Navarro y otros autores.

Quercus 274 (diciembre 2008)
Ref. 5301274 / 3’90
• El fracaso reproductor de la gaviota de Audouin en el delta del Ebro. Daniel Oro y otros autores.

Quercus 221 (julio 2004)
Ref. 5301221 / 3’90
• Iniciativas para mejorar la situación de la gaviota de Audouin en Cataluña. Emma Guinart y otros autores.
• Predación de carnívoros sobre aves acuáticas en el delta del Ebro. Jordi Ruiz-Olmo y otros
autores.

Insertamos un boletín de pedidos
en la página 77.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.