www.revistaquercus.es

BALANCE DE UN ANFIBIO ESCASO Y MAL CONOCIDO

BALANCE DE UN ANFIBIO ESCASO Y MAL CONOCIDO
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
El declive del sapillo pintojo meridional en el Alto EbroTras la introducción del sapillo pintojo mediterráneo, en la península Ibérica conviven tres especies de pintojos. Los dos endemismos ibéricos apenas se distinguen morfológicamente y su estatus taxonómico no ha sido todavía dilucidado. Estudiar las zonas de contacto, como el Alto Ebro, resulta primordial para descifrar el enigma. Pero las prospecciones realizadas durante los últimos cinco años demuestran el declive generalizado de este anfibio en dicha zona.

por Ion Garin-Barrio, Carlos Zaldívar, Ricardo Zaldívar, Oscar Zuazo, Javier Álvarez, Alberto Gosá, Ariñe
Crespo-Díaz, Conrado Tejado y M. Elena Potes
Los anfibios actuales no difieren mucho morfológicamente de sus antepasados y por eso se dice que siguen una evolución conservadora. Uno de los grupos que mejor ilustran este concepto son los Alítidos, una antigua familia de batracios del Viejo Mundo caracterizada por poseer numerosos rasgos primitivos y muy pocas novedades evolutivas, lo que ha dado lugar a un largo debate sobre su composición y taxonomía. La familia incluye dos géneros integrados por once especies: el de los sapos parteros (Alytes) y el de los sapillos pintojos (Discoglossus), que se distribuyen exclusivamente por la cuenca mediterránea. Casi la mitad son endemismos iberomagrebíes y baleares, entre los que destacan, por su rareza y grado de amenaza, el sapo partero bético (Alytes dickhilleni) y el “ferreret” o sapo partero balear (Alytes muletensis).

Por su parte, el grupo de los sapillos pintojos, repleto de endemismos, se encuentra inmerso en una controversia sobre su posición taxonómica, aún pendiente de resolver en el caso de las supuestas especies ibéricas.

Los sapillos pintojos ibéricos:
¿especies o subespecies?
Los ejemplares recolectados en la península Ibérica antes de 1985 se clasificaron de forma general como sapillos pintojos mediterráneos (Discoglossus pictus). En ese año, y a partir de estudios bioquímicos y morfológicos, las poblaciones ibéricas occidentales pasaron a denominarse como sapillo pintojo ibérico (D. galganoi), e inmediatamente después, mediante análisis morfométricos y electroforéticos, se diferenciaron las poblaciones situadas al sur del Guadalquivir bajo la denominación de sapillo pintojo meridional (D. jeanneae). Más recientemente se ha ampliado el área de distribución de este linaje, que remonta por el valle del Ebro y el sector oriental peninsular.

Pie de foto: Primer plano de un sapillo pintojo meridional (foto: Carlos Zaldívar).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.