www.revistaquercus.es

Un método para restaurar las colonias desprendidas

Repoblaciones de coral naranja en la isla de Tarifa

Dos buceadores fijan a la roca colonias de coral naranja que estaban desprendidas (foto: Javier Herrera).
Dos buceadores fijan a la roca colonias de coral naranja que estaban desprendidas (foto: Javier Herrera).
jueves 31 de mayo de 2018, 18:07h

Una colonia de coral naranja que se desprenda accidentalmente de su anclaje rocoso no tiene porqué perderse. En este artículo queda patente que, con los medios necesarios, es relativamente sencillo devolverla a un lugar adecuado y lograr que se recupere. Todo un éxito si tenemos en cuenta que estamos hablando de una especie endémica y amenazada.

Por Marina Palacios

La Isla de Tarifa (Cádiz), situada en el corazón del Parque Natural del Estrecho, es un enclave de gran diversidad e importancia ecológica, donde convergen sin embargo múltiples intereses y actividades. Pese a ser una zona tan relevante, parte de su costa oriental carece de protección debido a la proximidad del puerto de Tarifa. Una cercanía que aumenta su vulnerabilidad, pues aunque no es legalmente reserva marina reúne todas sus características propias y está siendo, no obstante, sobreexplotada. Son muchos los organismos marinos afectados, pero el más relevante es sin duda el coral naranja (Astroides calycularis), una especie muy sensible a los cambios en su hábitat y clasificada como Vulnerable por ser endémica del Mediterráneo.

Las actividades subacuáticas, por ejemplo, se concentran en esta zona sin protección y es frecuente que los arrecifes sufran abrasiones, con consecuencias muy perjudiciales para el coral naranja. Es evidente que las colonias de coral naranja se desprenden por causas naturales, como el propio hidrodinamismo costero, lo cual se ha tenido cuenta en nuestro estudio. Pero la mayor parte de las abrasiones se deben a golpes procedentes de embarcaciones, sedales y artes de pesca que quedan enredados y arrancan las colonias, así como a buceadores inexpertos que, debido a su curiosidad y falta de control en la flotabilidad, rozan la pared o se agarran a ella.

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.