www.revistaquercus.es

El insaciable Cabello de Venus

Tallos de cabello de Venus (Cuscuta epithymum). Foto: J. Ramón Gómez.
Tallos de cabello de Venus (Cuscuta epithymum). Foto: J. Ramón Gómez.
viernes 30 de diciembre de 2016, 18:58h

Por J. Ramón Gómez

A pesar de que carece de hojas, raíces e incluso clorofila, el Cabello de Venus es un organismo vegetal. Su única posibilidad de sobrevivir es a costa de otras plantas, para lo que cuenta con un sofisticado sistema de parasitación.

El artista austriaco Friedensreich Hundertwasser (1928-2000) adquirió cierta notoriedad en el siglo pasado gracias a sus pinturas coloristas, pero también por sus revolucionarios diseños arquitectónicos. La nueva forma de proyectar edificios de Hundertwasser rompía con todo lo establecido hasta el momento, pues buscaba formas irregulares e incorporaba características propias de los paisajes naturales. De hecho, proponía una suerte de simbiosis entre arquitectura y naturaleza. Desarrolló construcciones más orgánicas, favoreció el uso de la línea curva frente al rígido trazado ortogonal y propuso la novedosa idea de revegetar las ciudades. Fuera de toda lógica, Hundertwasser se atrevió a crear edificios de superficies ondulantes: “un piso ondulado es una melodía para los pies”, solía comentar (1).

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios