www.revistaquercus.es

Repercusiones ambientales de las políticas europeas

El papel sanitario de los carroñeros en la ganadería extensiva

Buitres leonados disputándose una carroña (foto: Manuel de la Riva).
Ampliar
Buitres leonados disputándose una carroña (foto: Manuel de la Riva).
domingo 02 de diciembre de 2018, 16:32h

Diez años tardó la Unión Europea en rectificar la normativa que regulaba el tratamiento sanitario de reses muertas y su vínculo con las aves carroñeras. Un marco legal con repercusiones directas en nuestras cuatro especies de buitres, otras rapaces y carnívoros tan señalados como el oso y el lobo.

Por Zebensui Morales-Reyes, Juan M. Pérez-García, Marcos Moleón y José A. Sánchez-Zapata

España es, sin duda, un paraíso mundial para los carroñeros. Sirva como dato ilustrativo que nuestro país alberga más del 90% de la población europea de buitres, compuesta por cuatro especies: buitre leonado (Gyps fulvus), buitre negro (Aegypius monachus), alimoche (Neophron percnopterus) y quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). Además de importantes y valiosos contingentes de carroñeros menos especializados, o facultativos, como las águilas real (Aquila chrysaetos) e imperial (A. adalberti), los milanos negro (Milvus migrans) y real (M. milvus), el oso pardo (Ursus arctos) y el lobo (Canis lupus). Tanto los buitres como los grandes carroñeros facultativos se encuentran entre los grupos funcionales de fauna más amenazados del planeta.

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios