www.revistaquercus.es

La ballena franca era la especie más buscada

Analizado el ADN de ballenas cazadas hace más de 400 años

Mandíbula de ballena franca localizada, reflotada y recogida del fondo marino en Puerto de Bares (Mañón, A Coruña). Foto: CEMMA.
Mandíbula de ballena franca localizada, reflotada y recogida del fondo marino en Puerto de Bares (Mañón, A Coruña). Foto: CEMMA.
viernes 01 de febrero de 2019, 17:53h

El año pasado se publicaron los resultados del primer estudio molecular que ha permitido identificar qué especies de cetáceos constituían las principales presas de los antiguos balleneros, tanto en Galicia como en la Cornisa Cantábrica.

Por Alfredo López

Durante milenios, las ballenas fueron utilizadas como cualquier otro recurso marino. Primero de forma oportunista, al aprovechar los animales que quedaban varados en las playas, y luego mediante técnicas de caza activa para alimentarse de su carne, usar la grasa como combustible y construir distintos utensilios con sus huesos, barbas y tendones.

Los vascos fueron pioneros en la caza comercial de ballenas. En el Cantábrico, los vestigios más antiguos se remontan al siglo XI, para extenderse después a toda la costa atlántica peninsular e incluso a territorios transoceánicos como Terranova y Labrador (Canadá) entre los siglos XIII y XVI. De hecho, se considera que la ballena franca del Atlántico Norte (Eubalaena glacialis), también conocida como “ballena vasca”, fue la principal especie buscada por las flotas balleneras de esos siglos, aunque seguramente no despreciarían la ocasión de dar caza a otros cetáceos.

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.