www.revistaquercus.es

DATOS DE DÉCADAS DE SEGUIMIENTO EN CASTILLA Y LEÓN

Furtivismo: el mayor azote del lobo ibérico

Lobo (macho adulto) muerto en una cacería autorizada en la comarca de Tierra de Campos en noviembre de 2008.
Lobo (macho adulto) muerto en una cacería autorizada en la comarca de Tierra de Campos en noviembre de 2008.
Varias décadas siguiendo a los lobos en la meseta norte de Castilla y León son tiempo más que suficiente para extraer algunas conclusiones que deberíamos tener en cuenta. Como por ejemplo, que su persecución ilegal es intensa y vigente. Del registro de más de un millar de ejemplares muertos durante todo ese tiempo se deduce que la mayoría fue víctima del furtivismo, siendo posiblemente este factor el elemento limitador de las poblaciones del carnívoro.

Texto y fotos : Luis Mariano Barrientos
El lobo es un depredador que paga con una elevada mortalidad sus conflictos reales o imaginarios con el hombre. Conocer por qué muere y cómo afecta esa mortalidad a la dinámica de las poblaciones debería ser tarea ineludible para su gestión, algo que a menudo no ocurre. Actualmente el lobo es especie cinegética en la mayoría de las comunidades autónomas donde habita, existiendo además de manera incomprensible un fuerte control legal en algunas de ellas, como en Cantabria, donde su número es reducido, o incluso en algunas en las que se encuentra prácticamente desaparecido, como La Rioja y el País Vasco.

En Castilla y León el lobo es especie cinegética al norte del rio Duero, pudiéndose cazar –según los cupos determinados– entre octubre y febrero, habiéndose recientemente ampliado su caza un mes, desde el primer domingo de septiembre. Mientras, al sur del Duero y según la Directiva de Hábitats, el+ lobo es especie protegida, siendo no obstante controlada periódicamente su población por personal de la administración.

En 2008 la Junta de Castilla y León aprobó un plan para la gestión y conservación del lobo, con el que decía pretender la conservación a largo plazo del animal, potenciando su expansión hacia el sur ibérico. Sin embargo el número de capturas en esta comunidad autónoma se ha incrementado paulatinamente. De esta manera, se ha pasado de cazarse una media de 28 lobos al año entre 1994 y 2002 a promover que se cacen 138 en la temporada actual, es decir, cinco veces más (1).

Hemeroteca
Quercus 321 (noviembre 2012)
Ref. 5301321 / 3’90 euros
El lobo cría en la Comunidad de Madrid. Omar Alonso, Rubén Laso y Diego Martín.

Quercus 295 (septiembre 2010)
Ref. 5301295 / 3’90 euros
¿Son reales todos los daños atribuidos al lobo? Javier Talegón y otros autores.

Quercus 263 (enero 2008)
Ref. 5301263 / 3’90 euros
¿Está asegurada la conservación del lobo a largo plazo? Jorge Echegaray y otros autores.

Quercus 176 (octubre 2000)
Ref. 5301176 / 3’90 euros
Pasado, presente y futuro del lobo en Castilla y León. Luis Mariano Barrientos.

Petición de números atrasados: Linneo@revistaquercus.es o en el teléfono 902 931 836
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Furtivismo: el mayor azote del lobo ibérico

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10117 | maria jesus iglesias - 08/02/2014 @ 19:46:46 (GMT+1)
    Salvajes que culpa tiene el lobo de ser carnivoro si respetaramos su habitad no se verian obligados a desplazarse para buscar alimento creo que ya es hora de dejarles vivir en paz o acabaremos con otra especie
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.