www.revistaquercus.es

Cuarenta ejemplares se han registrado fehacientemente desde 1868

El misterio de las ginetas melánicas

Gineta melánica encaramada a la rama de un árbol en el valle del Jerte (foto: Fernando Mostacero).
Gineta melánica encaramada a la rama de un árbol en el valle del Jerte (foto: Fernando Mostacero).

Parece que las ginetas de pelaje oscuro, o melánicas, son más frecuentes de lo esperado en España y Portugal. Quizá el motivo haya que buscarlo en la confusa introducción de la especie en europa, que algunos autores sitúan en la antigüedad y otros en la expansión medieval del islam.

Por Trino Ferrández y otros autores

Sólo una de las 16 especies de carnívoros de la fauna ibérica pertenece a la familia Viverridae. Este detalle, que podría parecer un hecho irrelevante, ha sido durante décadas motivo de debate para un buen número de naturalistas y zoólogos, tanto españoles como europeos. En efecto, la gineta (Genetta genetta) es el único vivérrido que se distribuye por el sur del continente europeo, en concreto por Portugal, Francia, Andorra y España (1). Además, aparecen ocasionalmente individuos aislados en Alemania, Países Bajos, Italia y Suiza (2). El resto de la familia Viverridae, con sus 14 géneros y 34 especies, se distribuye por África, la península Arábiga, India, el Sureste Asiático e Indonesia.

Así pues, se ha especulado mucho sobre el posible origen de la ginetas europeas. Según recientes investigaciones sobre su estructura genética (1), podrían haber sido introducidas en distintos lugares y momentos históricos por varios pueblos mediterráneos procedentes de regiones donde la especie es nativa (3), con fenicios y árabes como más firmes candidatos (Cuadro 1). Ambos estuvieron presentes y se asentaron en la península Ibérica, con sus correspondientes utensilios, herramientas y, por supuesto, animales domésticos y de compañía. De modo que así pudo llegar la gineta a Europa, como un animal de recreo, aunque también como eficaz depredador de roedores y otros pequeños comensales domésticos. Pero apenas disponemos de pruebas arqueozoológicas o historiográficas concluyentes. No obstante, en fechas recientes se han encontrado en la provincia de Málaga los restos de una gineta que vivió hace nada menos que 1.300 años y cuyos pormenores serán objeto de una inminente publicación científica (4).

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.