www.revistaquercus.es

UN DECRETO ESTATAL REGULA EL TURISMO BALLENERO PARA QUE NO DAÑE A CETÁCEOS

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
El Consejo de Ministros aprobó el pasado 21 de diciembre un real decreto para proteger a los cetáceos del impacto negativo del turismo ballenero o whale watching. El trasiego de embarcaciones propio de esta actividad y la persecución a la que a veces se somete a ballenas y delfines puede producirles situaciones de estrés, además de otros impactos como colisiones o daños al sistema auditivo.

El real decreto prevé crear un radio de quinientos metros alrededor de estos animales en su hábitat natural, dentro del cual deberán observarse unas normas concretas de conducta. Entre ellas, se prohíbe el contacto físico con cetáceos, alimentarles, impedir su movimiento, interceptar la trayectoria de un grupo o interponerse entre sus componentes, especialmente si hay adultos con crías, producir ruidos y sonidos fuertes o estridentes y bañarse o bucear a su lado.

Asimismo, las embarcaciones de turismo ballenero deberán moverse a una velocidad constante, no superior a cuatro nudos y, en cualquier caso, no más rápida que el animal más lento del grupo que está siendo observado en un momento dado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios