www.revistaquercus.es

UNOS DISCRETOS Y DESCONOCIDOS INTEGRANTES DE NUESTRA FAUNA MARINA

Los crustáceos caprélidos de las costas ibéricas

Hembra de Caprella scaura junto a la numerosa prole que acaba de emerger de su marsupio.
Hembra de Caprella scaura junto a la numerosa prole que acaba de emerger de su marsupio.
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Los caprélidos son unos pequeños crustáceos marinos que viven en todos los ambientes y profundidades. A pesar de ser mucho menos conocidos que otros crustáceos, como las gambas, los centollos o las langostas, desempeñan un papel fundamental en los ecosistemas, ya que sirven de alimento a muchas especies de peces e invertebrados. También son unos excelentes bioindicadores de la calidad de las aguas y su elevado contenido en ácidos grasos omega-3 y proteínas los convierte en un recurso interesante para la acuicultura. Estudios morfológicos y moleculares han revelado la presencia de unas cuarenta especies de caprélidos en nuestras costas, dos de ellas exóticas.

Por José M. Guerra-García, María del Pilar Cabezas, Elena Baeza-Rojano, Macarena Ros, Carlos Navarro-Barranco y J. Manuel Tierno de Figueroa
Los caprélidos son crustáceos de pequeño tamaño, desde un par de milímetros hasta los dos o tres centímetros de longitud, que desempeñan un papel importante en las redes tróficas de los ecosistemas marinos. Constituyen una parte fundamental en la dieta de muchos peces (1) y, de hecho, son con frecuencia su alimento básico. Recientemente se ha descubierto que también son el alimento exclusivo de algunos cefalópodos en sus primeros estadios vitales, caso de las sepias (2). Sin embargo, a pesar de su relevancia en los ecosistemas marinos, los caprélidos han sido unos organismos poco estudiados. Desde los trabajos monográficos de Paul Mayer a finales del siglo XIX y comienzos del XX (3), donde se sentaron las bases de su clasificación taxonómica a partir de abundante material recolectado durante la Siboga Expedition, habían recibido escasa atención por parte de la comunidad científica. Pero durante las dos últimas décadas se ha intensificado el estudio de estos curiosos invertebrados en nuestras costas.

De las más de 400 especies de caprélidos descritas en aguas de todo el mundo, 40 se distribuyen por nuestro litoral y viven tanto en ambientes naturales como artificiales. Basta con dar un paseo por cualquier puerto deportivo y observar la zona sumergida de los pantalanes flotantes para trasladarnos a otro mundo: allí los caprélidos pueden llegar a ser los organismos dominantes. Algunas especies, como Caprella grandimana o Caprella hirsuta, sólo se distribuyen por las costas mediterráneas de la península Ibérica, mientras que otras, como Caprella penantis, dominan las costas atlánticas y el estrecho de Gibraltar.

Hemeroteca

Quercus 338 (abril 2014)
Ref. 5301338 / 3’90
• Las cuevas submarinas del litoral granadino y su fauna de crustáceos. Carlos Navarro y otros autores.

Quercus 293 (julio 2010)
Ref. 5301293 / 3’90
• Especies africanas en las costas de Andalucía. José Rueda y otros autores.

Quercus 217 (marzo 2004)
Ref. 5301217 / 3’90
• Especies exóticas introducidas en el agua de lastre. Sergio Meana.

Petición de números atrasados: Linneo@revistaquercus.es o en el teléfono 902 931 836
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)

+

0 comentarios