www.revistaquercus.es

Frontera biogeográfica entre el atlántico y el mediterráneo

Fotografía de Odón de Buen tomada en el año 1936. Procede del libro de Antonio Calvo Roy "Odón de Buen. Toda una vida", publicado por Ediciones 94.
Ampliar
Fotografía de Odón de Buen tomada en el año 1936. Procede del libro de Antonio Calvo Roy "Odón de Buen. Toda una vida", publicado por Ediciones 94.

Odón de Buen y el mar de Alborán

lunes 26 de octubre de 2020, 19:57h

Los primeros estudios científicos sobre el Mar de Alborán se abordaron en el Centro Oceanográfico de Málaga a instancias de Odón de Buen y se remontan a finales del siglo XIX. Esos estudios son hoy más útiles que nunca debido a las consecuencias del vigente cambio climático.

Por Juan A. Camiñas y José Carlos Báez

La Antártida, el océano Índico o los volcanes de fango del golfo de Cádiz son algunos de los escenarios dónde se desarrolla la actividad científica del Instituto Español de Oceanografía (IEO). Un organismo público que también se dedica a la asesoría, la conservación de la vida marina y la cooperación internacional, según el espíritu que instauró su fundador, Odón de Buen, en 1914. Ha sido mucho lo que se ha hablado y escrito sobre Odón de Buen (1863 Zuera, Zaragoza - 1945 México), un gran científico que ejerció como político, fue amigo de reyes y príncipes, y divulgó con entusiasmo el darwinismo en España. Pero su legado más importante y duradero fue el IEO. Sin embargo, no es tan conocido que la pasión por los mares y su conservación de este aragonés procede de sus investigaciones en el Mar de Alborán y el Mediterráneo occidental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios