www.revistaquercus.es

A pesar de su notable tamaño, son unos insectos mal conocidos

Macho de ciervo volante (foto: Michele Ziloili).
Macho de ciervo volante (foto: Michele Ziloili).

Ciervos volantes: titanes de la fauna ibérica

viernes 30 de julio de 2021, 17:45h
En nuestra fauna se han descrito cuatro especies de ciervos volantes y hay que fijarse en pequeños detalles de las mandíbulas y las antenas para poder diferenciarlas. Una información que aquí ofrecemos y resulta indispensable para recopilar citas certeras.

Por Fernando Cortés-Fossati y Marcos Méndez

Entre la amplia variedad de insectos que habita en la Península Ibérica se encuentra una de las especies más icónicas de Europa: el ciervo volante (Lucanus cervus). Es el escarabajo más grande del continente y, en fase adulta, puede medir desde los 3 hasta unos impresionantes 9 centímetros de longitud. Probablemente su característica más destacada sea el gran tamaño de las mandíbulas de los machos, de hasta 3 centímetros, que recuerdan las cuernas de un ciervo y han inspirado su nombre vernáculo en castellano. Los escarabajos adultos aparecen de mayo a septiembre, pero principalmente de junio a agosto (1). Pueden observarse, bien al oscurecer, cuando comienzan sus vuelos nupciales en busca de pareja, o bien en puntos donde los troncos de los árboles exudan savia, que los atrae como la miel a los osos, y donde pueden formarse enjambrazones. Con suerte, en tales aglomeraciones es posible presenciar cómo los machos luchan con sus grandes cuernas por el acceso a las hembras.

La brevedad de su vida adulta, apenas unas semanas, contrasta con la extensa duración del periodo larvario, que abarca varios años. Las larvas se alimentan de madera en descomposición, sobre todo de la parte enterrada de los tocones. Por lo tanto, el ciervo volante europeo forma parte de los escarabajos conocidos como saproxílicos, grupo que cumple un rol esencial en el reciclado de recursos forestales, pues es clave en el proceso de descomposición de la madera muerta. Aunque esta especie habita mayoritariamente en bosques de frondosas, como siempre se ha divulgado, aparece también en zonas de campiña bastante humanizadas, e incluso en áreas urbanas y suburbanas (2).

AUTORES
Fernando Cortés-Fossati es zoólogo y siempre se ha definido como una persona fascinada por los animales. Trabaja en el Área de Conservación y Biodiversidad de la Universidad Rey Juan Carlos. Máster en conservación, ambientólogo y oceanógrafo, está dedicado a la biología, el comportamiento y la conservación de los artrópodos. Su fuerte vocación divulgadora se refleja en plataformas como Youtube (www.youtube.com/c/animalzoom), Instagram y Twitter (@fertheman).

Marcos Méndez Iglesias es doctor en Biología y profesor titular en la Universidad Rey Juan Carlos. Combina la investigación en ecología evolutiva de plantas con su interés por la conservación del ciervo volante y otros coleópteros de la madera muerta. Divulga ambos temas en su cuenta de Instagram (marcosmendeziglesias).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios