www.revistaquercus.es

UN ESTUDIO CONFIRMA LOS EFECTOS DEL FUEGO CONTINUADO SOBRE LA VEGETACIÓN ARBUSTIVA

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Especies arbustivas tan típicas de la cuenca mediterránea como el brezo (Erica arborea) o la estepa (género Cistus) han disminuido su presencia en el Cabo de Creus (Girona) y tienden a desaparecer, debido a la elevada frecuencia de incendios (hasta cinco en los últimos treinta años en la misma zona).
La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) han llevado a cabo el primer estudio en la región mediterránea sobre los efectos de los incendios continuados tienen en la vegetación.

El trabajo de Albert Vilà, Sandra Saura y Francisco Lloret, publicado en Écosciencie (vol. 14, nº 4), constata científicamente lo que hasta ahora sólo se conocía a nivel teórico: que una elevada frecuencia de incendios reduce drásticamente la capacidad regenerativa de algunas especies arbustivas, que podrían llegar a desaparecer.

Estos investigadores consideran que los resultados obtenidos pueden extrapolarse a otras zonas de la cuenca mediterránea, donde los intensos cambios en los usos del suelo y el aumento del riesgo de fuego causado por el cambio climático están modificando el régimen de incendios, y servir para mejorar la gestión de estos espacios naturales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios