www.revistaquercus.es

Tengas juicios y los ganes

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
La sabia e irónica maldición gitana no sólo te desea tener juicios, que ya es bastante castigo, sino que además los ganes. Por algo será.

Autopista M-30
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha intentado por todos los medios saltarse la legislación ambiental en su faraónico proyecto de soterrar la autopista de circunvalación M-30. Primero omitió los preceptivos informes de impacto ambiental. Luego trató de cumplir con el requisito, pero por sectores. Incluso se inventó una ridícula Calle 30, con cinco carriles por sentido, para eludir la justicia. Finalmente, los tribunales han dado la razón a Ecologistas en Acción. Pero la M-30 ya está soterrada y en pleno uso. ¿Y ahora qué? Pues una deuda multimillonaria y aquí no ha pasado nada. Total impunidad.

Carretera M-501
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se empeñó en desdoblar la conocida como “carretera de los pantanos”, a pesar de que discurre por una de las zonas mejor conservadas de la región. En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por la Comunidad de Madrid contra una decisión anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declaró nula la obra. A pesar de esas dos sentencias en contra, la M-501 ya está desdoblada y en pleno funcionamiento. Es más, Aguirre alardea de desdoblar el tramo que queda hasta la provincia de Ávila si sale reelegida el 22 de mayo.

Cuenca hidrográfica del Guadalquivir
El Tribunal Constitucional ha declarado nulo el Artículo 51 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, que reforma el estatuto de autonomía de Andalucía. En dicha ley, el Gobierno andaluz se arrogaba el derecho de gestionar en exclusiva los recursos hídricos de la cuenca del Guadalquivir, a pesar de que no toda ella está dentro de su territorio. Además, la lógica y los informes técnicos siempre han insistido en que las cuencas hidrográficas deben gestionarse de forma integral. Pues pocas horas después de conocido el fallo del Constitucional, hubo una reunión entre José Luis Rodríguez Zapatero y José Antonio Griñán para buscar fórmulas y resquicios legales que permitieran sortear este molesto contratiempo.

Urbanización junto a Valdecañas
La Junta de Extremadura declaró Proyecto de Interés Regional (PIR) una ciudad de ocio y vacaciones a medio construir junto al embalse de Valdecañas (Cáceres) que, además de Lugar de Interés Comunitario (LIC) es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). La patente incongruencia motivó las quejas de Adenex y Ecologistas en Acción, como ampliamos en este mismo número de Quercus (pág. 82). Al más puro estilo San Glorio, se intentaron recalificar 130 hectáreas entre los términos municipales de El Gordo y Berrocalejo. Con toda justicia, una reciente sentencia ha anulado la declaración del PIR, pero ahora el Parlamento extremeño ha modificado la Ley del Suelo para meter con calzador y como sea esa irrisoria e ilegal Marina Isla de Valdecañas. Todo ello, al margen de las amenazas y el acoso que ha sufrido Paca Blanco, miembro de Ecologistas en Acción y vecina de El Gordo, que ha tenido que abandonar el pueblo.

No son los únicos ejemplos de escaramuzas para eludir fallos judiciales en contra. Ya hemos dedicado dos editoriales a la exclusión de la seba de los catálogos de especies amenazadas, lo que da luz verde al puerto industrial de Granadilla, en la isla de Tenerife. No nos cabe la menor duda de que vivimos en un Estado de Derecho, pero a veces nos flaquea la fe en vista de cómo se las gastan nuestros representantes públicos cuando hay inversiones de por medio y la contrapartida es el sufrido medio ambiente.


+

0 comentarios