www.revistaquercus.es

Buenos resultados de la temporada de cría en el año 2014

El guirre recupera lentamente sus territorios en las Canarias orientales

Pareja de alimoches adultos en Fuerteventura (foto: Julio Roldán).
Pareja de alimoches adultos en Fuerteventura (foto: Julio Roldán).
sábado 29 de noviembre de 2014, 11:01h
Los 60 territorios ocupados por el guirre, o alimoche canario, en las islas de Fuerteventura y Lanzarote han dado como resultado 35 pollos volanderos en la pasada temporada de cría, nueve más que en 2013 y el doble que en 2012. Todo un éxito del vigente programa de conservación y seguimiento.

Por Juan Ramírez, Julio Roldán y Walo Moreno
El guirre, el alimoche canario (Neophron percnopterus majorensis), no es sólo el único buitre de toda la Macaronesia, sino también el ave de mayor tamaño de las islas Canarias. Especie estrechamente vinculada al hombre desde que colonizó el archipiélago y a los usos ganaderos tradicionales, llegó a extinguirse en todas las islas excepto en Fuerteventura, donde ha conseguido recuperarse lentamente gracias a la colaboración de tres entidades: la Estación Biológica de Doñana (CSIC), el Cabildo Insular de Fuerteventura y el Gobierno de Canarias. El acopio de información y los estudios científicos generados han hecho de la población insular de alimoches una de las mejor conocidas dentro de la fauna mundial de rapaces. Aún así, el Catálogo canario de especies amenazadas mantiene actualmente al guirre en la categoría de “En Peligro”.

La temporada de cría de 2014, tras la pésima campaña de 2012 y un regreso a los parámetros reproductivos normales de 2013, puede calificarse de extraordinaria. Nunca hasta ahora, en los quince años de seguimiento, se habían recogido unos resultados tan favorables. Por ejemplo, el número de territorios ocupados en Fuerteventura se sitúa en torno a los 54, entre parejas y tríos, y hay otros cinco territorios más en Lanzarote, incluida una pareja en la isla de Alegranza. En total, la población de guirres se aproxima a las 60 unidades reproductoras, cuando hace menos de dos décadas apenas contaba con 20 parejas. El esfuerzo conjunto de todas estas unidades reproductoras se ha saldado con no menos de 35 pollos volanderos, nueve más que en 2013 y más del doble que en 2012.

Conviene destacar aquí que en los cinco territorios de Lanzarote-Alegranza han volado cinco pollos, una productividad muy por encima de la habitual en Fuerteventura o incluso entre los alimoches que anidan en la Península.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.