www.revistaquercus.es

El pigargo vuelve a España

viernes 30 de julio de 2021, 16:52h
En Quercus siempre nos hemos sentido privilegiados por conocer de primera mano proyectos tan novedosos y emocionantes como el que traemos este mes a nuestro artículo editorial: está a punto de conseguirse una de las primeras reintroducciones de especies oficialmente declaradas como extinguidas en España, nos referimos nada menos que al pigargo europeo (Haliaeetus albicilla). Si la desaparición de una especie es siempre el peor de los escenarios, cualquier oportunidad para recuperarla merece toda nuestra atención. Además, no había mejor manera de celebrar los cuarenta años que cumple Grefa en 2021, la asociación que ha asumido el reto de este proyecto en estrecha colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Quercus no sólo comparte con Grefa el cuadragésimo aniversario, sino que, junto a otras ONG dedicadas a la defensa de la biodiversidad, hemos mantenido una trayectoria paralela guiados por idénticos valores y preocupaciones, lo que ha propiciado multitud de ocasiones para colaborar.

Precisamente por invitación de Grefa, el pasado 29 de junio fuimos testigos de excepción de la llegada a su conocido hospital de fauna salvaje, situado en Majadahonda (Madrid), de los primeros pollos que serán liberados –nueve este mismo año– en el norte de España. Proceden de Noruega, cuya boyante población de pigargos ha convertido a este país en un exportador neto de ejemplares para campañas de reintroducción en otras regiones europeas donde antaño estuvo presente la especie.

Aquel día pudimos asistir a la revisión veterinaria de tan imponentes rapaces e incluso participar en las primeras cebas que recibían en suelo español. Cuando este número de la revista llegue a nuestros lectores, será inminente el traslado de los pigargos a un jaulón de aclimatación construido para ellos en la costa oriental de Asturias, cerca del límite con Cantabria, comunidades que también participan en el proyecto. Allí permanecerán varias semanas hasta su liberación definitiva a finales de verano o principios de otoño, equipados todos ellos con emisores GPS.

Somos conscientes de las dudas y dificultades que entrañan los proyectos de estas características, así como del largo camino de sinsabores que a menudo jalonan un éxito tan deseado. Pero, como especie insignia de los ecosistemas costeros, el regreso del pigargo a España es una oportunidad única para generar dinámicas positivas en favor de la conservación y la protección del litoral, incluso de reactivar las economías locales. En países donde hay pigargos o se han reintroducido, el turismo vinculado a la observación de esta joya de la fauna europea no ha hecho más que aumentar. Los primeros pasos se presentan como una fase experimental y sus resultados servirán para orientar adecuadamente una iniciativa ya de por sí ambiciosa. Sea como fuere, no hay duda de que es una de las grandes noticias del año sobre conservación de nuestra fauna.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios