www.revistaquercus.es

Salen a la luz detalles desconocidos de la vida de esta fascinante rapaz

Desentrañando los secretos del halcón peregrino: veinte años de seguimiento en Vizcaya

Ejemplar adulto de halcón peregrino en vuelo (foto: Joseba del Villar).
Ejemplar adulto de halcón peregrino en vuelo (foto: Joseba del Villar).

El estudio durante veinte años de la población de halcón peregrino de Vizcaya y el seguimiento individualizado de las aves que la forman ha permitido extraer interesantes conclusiones sobre la vida de esta especie que no se conocían. Aspectos como el éxito reproductor, las técnicas de caza o lo que puede llegar a influir la capacidad para sobrevivir de cada ejemplar en el desarrollo de una población cobran una nueva luz gracias a la dedicación de un pequeño e incansable grupo de ornitólogos.

Por Íñigo Zuberogoitia, Jabi Zabala, Iñaki Castillo, Gorka Burgos y Mikel Larrea

En 1997 comenzamos tímidamente el estudio del halcón peregrino (Falco peregrinus) en Vizcaya. Aquel primer año fue una prueba para poner a punto los métodos que habrían de seguirse de forma homogénea y sostenida, además de extenderlos a toda la provincia en el futuro. Con el conocimiento adquirido en años anteriores con esta población, comenzamos el censo de los territorios de nidificación, así como a localizar y monitorizar los nidos dentro de ellos.

Además, iniciamos un programa de anillamiento de pollos en nido, que posteriormente se extendería a los adultos. Aprovechando el descenso a los nidos para anillar a los pollos, establecimos un protocolo de recogida de restos de presas (plumas, huesos y egagrópilas) y registro de datos del nido (dimensiones, cobertura y grado de exposición, entre otros).

Durante los siguientes años se mantuvo el protocolo básico, a la par que se le sumaron actividades derivadas de los resultados que íbamos obteniendo. Así, todos los años, al comienzo de la reproducción, invertimos un notable esfuerzo para localizar e identificar a cada uno de los adultos reproductores, por medio de sus marcas individuales.

Lo primero es comprobar si el ejemplar está anillado. Hay que tener en cuenta que en los veinte años de duración de nuestro estudio hasta la fecha hemos anillado 731 halcones, muchos de los cuales murieron por distintas causas, otros se dispersaron fuera de la zona de estudio y otros establecieron territorios en Vizcaya, que son los que hemos ido detectando. Este seguimiento sostenido durante tanto tiempo nos ha permitido tener hoy en día una imagen bastante precisa de la evolución de la población.

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.