www.revistaquercus.es

Hasta la fecha se han encontrado once especies

Los micromamíferos del Parque Natural de la Sierra de Montsant

Por Isabel Mate y Joan Barrull

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Los micromamíferos del Parque Natural de la Sierra de Montsant
El Parque Natural de la Sierra de Montsant está situado al norte de la comarca del Priorat, en la provincia de Tarragona, y es uno de los espacios protegidos más singulares de Cataluña. Su abrupta orografía y buen estado de conservación general se refleja en un paisaje único, con gran variedad de ambientes. Lo cual se aprecia también en la diversidad de su fauna, que incluye especies endémicas o muy raras. Dentro de este escenario, los micromamíferos son, sin duda, los grandes desconocidos.
La fauna de vertebrados que actualmente se conoce en el Parque Natural de la Sierra del Montsant (Tarragona) está cifrada en 198 especies. Cifra provisional y que debe tomarse con mucha cautela, ya que aún se sabe muy poco de algunos grupos. Con el fin de superar estas deficiencias, resumimos aquí los resultados de un reciente estudio que ha permitido establecer la composición y la distribución de dos órdenes de micromamíferos, los insectívoros y los roedores. Para detectar las especies presentes se ha recurrido a una combinación de métodos directos e indirectos, como trampeo con jaulas Sherman, recogida de animales muertos (atropellos, ratoneras, depredación por gatos domésticos), análisis de excrementos y egagrópilas, y, por supuesto, observación directa en el campo.

Así pues, de las once especies de insectívoros citados en Cataluña (1), sólo tres (el 23’3%) han sido halladas en el área de estudio: el erizo común (Erinaceus europaeus), la musarañita (Suncus etruscus) y la musaraña gris (Crocidura russula). En cuanto a los roedores, de las diecisiete especies presentes en Cataluña (1), ocho (el 40%) han aparecido dentro del parque natural: la ardilla roja (Sciurus vulgaris), el lirón careto (Eliomys quercinus), el ratón de campo (Apodemus sylvaticus), la rata negra (Rattus rattus), el ratón casero (Mus domesticus), el ratón moruno (Mus spretus), la rata de agua (Arvicola sapidus) y el topillo mediterráneo (Microtus duodecimcostatus).

Cabe señalar que no hemos podido localizar a una especie con requerimientos eurosiberianos como la musaraña enana (Sorex minutus), aun cuando sus restos han sido hallados en egagrópilas recogidas en la sierra de Prades (2) y en el término municipal de Poboleda (3), zonas geográficamente próximas al área de estudio. Podría explicarse la ausencia de musaraña enana en el Montsant por lo poco que se ajusta el paraje a los requerimientos ecológicos de la fauna eurosiberiana, pero esto tampoco explicaría su hallazgo en Poboleda, de características tan secas como la zona que nos ocupa. Tampoco hemos capturado ningún ejemplar de rata parda (Rattus norvegicus), animal cosmopolita y muy abundante, que ha sido citado por diversos autores en el Montsant (4, 5), aunque sin indicar el lugar en concreto. En consecuencia, hemos optado por excluirla de nuestro listado de fauna. El aparente vacío de la rata parda podría deberse a tres causas: quizá la especie no haya llegado nunca al área de estudio, también podría haber colonizado la zona y luego desparecido, o, finalmente, tal vez nuestro esfuerzo de prospección no haya sido lo suficientemente intenso. Así pues, mientras la rata negra es una especie cotidiana para la población del territorio, la rata parda les resulta prácticamente desconocida.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.