www.revistaquercus.es

Un ejemplo actual del proceso de formación de especies

Darwin, las especies… y su origen

Darwin, las especies… y su origen
Darwin, las especies… y su origen

Por Iñigo Martínez-Solano, David Buckley y Ricardo Pereira

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Dos géneros de salamandras americanas, Batrachoseps y Ensatina, van a servirnos de modelo para desentrañar el proceso que favorece la aparición de discontinuidades y, en definitiva, la formación de nuevas especies. El primero ilustra mejor la importancia del aislamiento geográfico y reproductor, mientras que el segundo es un buen ejemplo de especiación incipiente con un fuerte componente adaptativo.

Sin duda, El origen de las especies de Charles Darwin es una de las obras con mayores repercusiones científicas y sociales que se hayan escrito. Además de fundar las bases de la biología moderna, la teoría de la evolución –basada en los principios de descendencia, divergencia y selección natural– constituyó la piedra angular para explicar la diversidad de formas observada en la naturaleza; incluyendo, claro está, el origen del hombre y su relación con el resto de los organismos.

Una obra de semejante calado ha sido obviamente criticada desde ámbitos científicos, religiosos, sociales e incluso políticos; críticas que han sido acalladas por la abrumadora cantidad de aportes, tanto empíricos como teóricos, desde todas las áreas de la biología evolutiva. Paradójicamente, algunas de las críticas a El Origen que más frecuentemente se leen incluso hoy en día proceden de darwinistas practicantes, caso de Thomas Huxley, conocido como “el bulldog de Darwin” por su férrea defensa de la teoría de la evolución, o Ernst Mayr, uno de los padres de la Síntesis Evolutiva Moderna o Neodarwinismo, que aunó la teoría darwiniana con los nuevos descubrimientos en genética, paleontología y otros campos de la biología. Para Mayr y estos otros autores, Darwin consiguió plantear los mecanismos que explican el proceso evolutivo, pero no contestó de forma demasiado contundente a la pregunta implícita en el título de su obra: ¿qué son las especies? ¿cómo se forman?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.