www.revistaquercus.es

En tiempos de crisis, reforcemos nuestras áreas protegidas

En tiempos de crisis, reforcemos nuestras áreas protegidas
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Corremos el riesgo de retroceder en lo alcanzado en los últimos treinta años en cuanto a áreas protegidas. Es del todo necesario asegurar que la actual coyuntura de crisis y cambio no afecte a la estructura de nuestro sistema de parques y reservas. Al contrario, esta red debería ser una pieza básica de un nuevo modelo de
relación con el territorio y sus valores naturales y culturales.

Texto: Marta Múgica, Salvador Grau, José Antonio Atauri y Carles Castell
Fotos: Javier Puertas
Las áreas protegidas representan la piedra angular en la conservación de nuestro capital natural. El 28% de la superficie terrestre de España está destinada a la conservación de la naturaleza a través de la principal herramienta de la que disponemos: parques nacionales y naturales, reservas, monumentos naturales y paisajes protegidos, junto con el conjunto que constituye la red europea Natura 2000 y las figuras diversas de protección internacionales.

Treinta años después de la eclosión de las declaraciones de áreas protegidas, nos encontramos inmersos en un proceso acelerado de cambio, que hace necesaria una reflexión profunda sobre la eficacia de este modelo. Sabemos que hay margen para mejoras que permitan seguir ofreciendo el flujo de servicios que las áreas protegidas aportan a la sociedad. Pero la complejidad de las cuestiones abiertas exigirá un alto grado de transversalidad y multidisciplinariedad, y por tanto, de coordinación y comunicación.

En noviembre de 2011 un grupo de científicos y gestores de espacios se reunió en Madrid para debatir el estado de las áreas protegidas españolas y valorar el impacto sobre ellas del cambio global. El encuentro fue convocado por EUROPARC-España, entidad que aúna a todas las administraciones con responsabilidad en la materia, y la Fundación Fernando González Bernáldez, creada por varias universidades y especializada en espacios naturales.

El diagnóstico reflejaba luces y sombras. Entre los aspectos más positivos se destacó el papel que las áreas protegidas han jugado en la protección de paisajes, ecosistemas, especies y recursos naturales, tanto en el medio terrestre como en el marino. En muchos casos se ha demostrado la eficacia que han tenido al evitar el deterioro de ecosistemas valiosos o singulares, contribuir al incremento de poblaciones de especies amenazadas y conservar recursos de interés económico (como los forestales o los pesqueros). A día de hoy puede afirmarse que los territorios más emblemáticos de España, en muchas ocasiones sometidos constantemente durante décadas a notables impactos y amenazas, se han salvaguardado en lo esencial gracias a la declaración de áreas protegidas.

Pero estos espacios son también muy valorados por su importante uso para el ocio y el deporte, hasta el punto que los beneficios que aportan influyen en la salud y el bienestar de las personas. Las áreas protegidas son además elementos dinamizadores del tejido social y económico, y muy en especial del turismo. Incluso se reconoce su papel como “territorios ilusionantes”, espacios desde los que se promueven proyectos emprendedores que ofrecen un valor añadido al territorio de gran relevancia en estos momentos. Asimismo, han demostrado ser buenos instrumentos para la sensibilización, comunicación y concienciación ambiental. Y no pasemos por alto que, después de tres décadas de gestión, la mayoría de los parques nacionales y algunos parques naturales ha conseguido dotarse de equipos sólidos y cohesionados, con cierta capacidad de influir en las políticas ambientales.

Pie de foto1: Una mujer y una niña contemplan una cascada de agua en el LIC “Sierra de Gredos y Valle del Jerte”, en el norte de Cáceres. Las ventajas para la salud y el bienestar de las personas se valoran cada vez más como beneficio asociado a las áreas protegidas.

PIE DE FOTO 2: Panorámica de la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila (Zamora). Desde su creación en 2006, esta área protegida ha contribuido a la dinamización económica de la comarca agrícola en la que está ubicada.

En tiempos de crisis, reforcemos nuestras áreas protegidas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.