www.revistaquercus.es

¿PERROS O LOBOS?

No es lobo todo lo que mata

Perro asilvestrado objeto de estudio por su comportamiento depredador (foto: Francisco José García).
Perro asilvestrado objeto de estudio por su comportamiento depredador (foto: Francisco José García).
sábado 29 de noviembre de 2014, 10:58h
Durante seis meses hemos seguido a un grupo de perros asilvestrados en una finca malagueña y hemos comprobado su capacidad depredadora sobre los ungulados silvestres. Los perros han logrado desarrollar tanto patrones de caza como una fina selección de presas. Estos resultados demuestran la capacidad depredadora de los perros y apoya las abundantes evidencias de que no todo lo que aparece muerto en el campo tiene que ser responsabilidad del lobo.

Por Jesús Duarte, Francisco J. García y John E. Fa
Siempre se ha sospechado que no debían atribuirse al lobo todos los ataques sufridos por el ganado. Es evidente que, dado su papel de gran depredador, puede ser el responsable de una buena parte de ellos. Pero, ya sea por picaresca (cobro de indemnizaciones), desconocimiento o falta de atención a las pruebas forenses (1), muchas veces se olvida que en las zonas donde se producen daños también hay perros asilvestrados capaces de protagonizar tales ataques. Aunque, ¿acaso puede un perro llegar a ser tan letal como un lobo? ¿Está capacitado para actuar también en grupo? ¿Puede matar ganado o ungulados silvestres del tamaño de una oveja o incluso mayores?

El proceso por el cual un perro llega a asilvestrarse, tras escapar de un entorno doméstico o ser abandonado, depende mucho del tipo de perro y de la vida que haya llevado hasta entonces. El proceso exige que el animal rompa su lazo social con los humanos y termine por comportarse como un animal silvestre (2). Los perros asilvestrados no son morfológicamente diferentes de los domésticos, pero sí lo es su comportamiento y su capacidad para vivir de forma independiente. Los perros que se desenvuelven con éxito en el medio natural buscan comida en los vertederos, consumen carroña o aprenden a cazar (3), tanto piezas pequeñas como grandes. Los desplazamientos que emprenden les llevan a encontrarse con otros perros y a formar manadas, así como a ser más activos por la noche. Cuando el número de animales es significativo termina por establecerse una jerarquía y una estructura interna dentro de la manada (4). Se crean entonces clanes matriarcales en los que las hembras colaboran en la cría de todos los cachorros y el grupo desarrolla técnicas de caza cooperativas. Todo muy similar a lo que hacen los lobos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (97)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • No es lobo todo lo que mata

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10148 | Pablo GC - 03/12/2014 @ 23:21:19 (GMT+1)
    He léido en la edición en papel el artículo, se demuestra que los perros cimarrones son igual de capaces de cazar ungulados salvajes que los lobos, pero no se dice cuáles son las diferencias, ¿si existen!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.