www.revistaquercus.es
Primer plano de una culebra bastarda, uno de los ofidios más comunes en España (foto: Jason Mintzer / Shutterstock).
Ampliar
Primer plano de una culebra bastarda, uno de los ofidios más comunes en España (foto: Jason Mintzer / Shutterstock).

En defensa (una vez más) de los ofidios

domingo 29 de noviembre de 2020, 12:56h

Entre los grupos de animales que producen animadversión de origen cultural y miedo entre la gente se encuentran las serpientes. Pero esta realidad no es motivo para que se manipule la información desde algunos medios, tachando a los ofidios de grave peligro para la salud pública, un hecho absolutamente falso.

Por César Ayres

Los casos ocurridos la pasada primavera en Galicia, tras la aparición de varias serpientes en cascos urbanos y zonas rurales, desembocó en una alarma social generada por el sensacionalismo informativo desde algunos medios de comunicación ante un supuesto “grave peligro para la salud pública” que supondría la presencia de estos reptiles. Estas exageraciones dieron lugar a que se mataran varios ejemplares de ofidios pertenecientes a especies inofensivas, en contra de cualquier legislación vigente de protección medioambiental o bienestar animal.

Las serpientes y otros reptiles son protagonistas de gran número de mitos, fábulas y leyendas que han contribuido a su mala reputación, aunque no siempre fue así. En Grecia y Roma la serpiente fue el animal simbólico del dios de la medicina y representando fuerzas benefactoras. En la Península Ibérica los celtas rendían culto a las serpientes como animal totémico y su dios.

Autor: César Ayres coordina el Programa de Seguimiento de Anfibios y Reptiles Españoles (SARE) de la AHE en Galicia.

Contacto: AHE, ahe@herpetologica.org

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios