www.revistaquercus.es

Un proyecto evalúa y reduce los impactos de un vertedero de la provincia de Ávila en las aves carroñeras

Buitres negros y buitres leonados se alimentan en el CTR Ávila-Norte, un gran vertedero existente en la pedanía de Urraca-Miguel (Ávila). Foto: Grefa.
Ampliar
Buitres negros y buitres leonados se alimentan en el CTR Ávila-Norte, un gran vertedero existente en la pedanía de Urraca-Miguel (Ávila). Foto: Grefa.

Rapaces necrófagas entre la basura

domingo 27 de febrero de 2022, 20:02h

Muchas especies acuden a los vertederos como fuente de alimento. Un proyecto desarrollado en uno de ellos, el Centro de Tratamiento de Residuos Ávila-Norte, ha evaluado los impactos existentes tras el vínculo de las rapaces carroñeras con nuestros desperdicios, a veces insospechados, y ha aplicado una serie de medidas para reducirlos.

Por Miguel Marco, Ernesto Álvarez, Lorena Juste, Sergio de la Fuente, Iván Peragón y Juan José Iglesias-Lebrija

Los centros de tratamiento o vertederos de residuos sólidos urbanos siempre han despertado inquietud por los problemas ambientales que producen. Tradicionalmente los efectos más directos que se han valorado han sido la contaminación de las aguas y del aire y el impacto paisajístico. En la actualidad, tras el aumento de la utilización de estos lugares por numerosas especies, sobre todo aves, la preocupación ha ido a más (1).

Siempre se ha relacionado como fauna asociada a estas instalaciones a gaviotas, cigüeñas e incluso milanos. En 2006 un equipo de Grefa documentaba que numerosos buitres, tanto negros (Aegypius monachus) como leonados (Gyps fulvus), se alimentaban también en estos puntos, en concreto en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) Ávila-Norte, situado en la pedanía de Urraca-Miguel (Ávila) (2). Este hecho se interpretó como una respuesta adaptativa de las rapaces carroñeras a la prohibición de abandono de cadáveres en el campo tras el “mal de las vacas locas”.

AUTORES
Miguel Marco Mommens colabora, primero como voluntario y desde 2020 como personal de plantilla, en diversos proyectos de grefa dedicados a especies como el águila perdicera, el milano real y el cernícalo primilla, entre otras.
Ernesto Álvarez Xusto es presidente de Grefa y responsable de los programa de recuperación de especies que lleva a cabo esta ONG.
Lorena Juste, bióloga, ha sido responsable del Proyecto Monachus de Grefa para la recuperación del buitre negro en el Sistema Ibérico desde 2014 hasta 2021. En la actualidad coordina desde esta ONG la fase experimental del proyecto para la reintroducción del pigargo europeo en España.
Sergio de la Fuente García trabaja en Grefa desde 2015 en el seguimiento y recuperación de especies amenazadas, sobre todo con el águila perdicera y el cernícalo primilla.
Iván Peragón Arias, biólogo, es el actual responsable del Proyecto Monachus de Grefa para la recuperación del buitre negro en el Sistema Ibérico.
Juan José Iglesias Lebrija, biólogo de Grefa desde 2006, es responsable para esta ONG de la reintroducción del águila perdicera en la Comunidad de Madrid. Ha trabajado en el seguimiento de especies como águila imperial, águila real, milano real y buitre negro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios