www.revistaquercus.es
Varios ejemplares adultos de aves marinas, como esta gaviota de Audouin, fueron marcados con GPS para su seguimiento (foto: Juan Bécares / Cory’s).
Ampliar
Varios ejemplares adultos de aves marinas, como esta gaviota de Audouin, fueron marcados con GPS para su seguimiento (foto: Juan Bécares / Cory’s).

Proyecto SteLar-DELTA: pesca y aves marinas del Delta del Ebro

martes 27 de diciembre de 2022, 14:28h

El proyecto SteLar-DELTA, finalizado recientemente, ha permitido describir las zonas de alimentación de aves marinas nidificantes en el Delta del Ebro y sus interacciones con la pesquería. Los resultados del estudio de la dieta de las diferentes especies han demostrado el impacto de la pesca de arrastre y de cerco en estas aves.

Por Cory’s – Investigación y Conservación de la Biodiversidad

Durante la primavera y verano de 2022, desde Cory’s – Investigación y Conservación de la Biodiversidad se ha llevado a cabo en la ZEPA "Espacio marino del Delta del Ebro-Columbretes" (Red Natura 2000) un estudio pionero por el número de especies estudiadas al mismo tiempo y su comparación en tiempo real con información procedente de la pesca.

El proyecto, realizado con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar y cofinanciado por el FEMP, ha consistido en el marcaje con dispositivos GPS de ejemplares adultos de gaviota patiamarilla, gaviota de Audouin, charrán patinegro, charrán común y charrancito, todos ellos nidificantes en el Delta del Ebro, con el objetivo de describir sus zonas de alimentación y sus interacciones con la pesca de arrastre y de cerco. Paralelamente, también se ha estudiado la dieta de estas aves a partir del seguimiento en colonias de cría y la realización de embarques en pesqueros de cerco y arrastre, además de visitas regulares a las explotaciones acuícolas, un hábitat cada vez más habitual en la distribución de estas especies. Por último, se ha estimado el tamaño y distribución de los stocks de las principales presas. Para ello, se ha contado con la inestimable ayuda del ICM-CSIC, un centro de investigación que cuenta con una potente línea de investigación centrada en la actividad pesquera.

¿Descartes o dieta natural?
Los resultados muestran que, mientras la gaviota patiamarilla y la gaviota de Audouin modifican su distribución para aprovechar recursos pesqueros, fundamentalmente en forma de descartes, el charrán común, el charrán patinegro y el charrancito parecen preferir la dieta natural. Este hecho se ve reflejado en el número de interacciones con la pesca, estimadas a partir de cruzar los datos procedentes de los GPS colocados en las aves con los datos de los sistemas de localización de las embarcaciones pesqueras. Así, mientras que la relación de las gaviotas con la pesca parece reportar a éstas ciertos beneficios, la actividad pesquera actúa meramente como competidora de los charranes.

Charrán patinegro, una de las especies del estudio, vuela con sus presas en el pico (foto: Juan Bécares / Cory’s).

En este sentido, las estimas y distribución de los stocks de pequeños peces pelágicos resultantes (sobre todo boquerón, sardina y alacha) son bastante preocupantes, no tanto para la ZEPA sino para zonas circundantes, especialmente la plataforma continental catalana, coincidiendo con las zonas en las que la pesca de cerco es más intensa. Este hecho podría limitar la distribución de las colonias de charranes, pero al mismo tiempo facilitar la expansión (no tanto el incremento poblacional) de la gaviota de Audouin, cuya capacidad para alimentarse de noche le permite aprovechar la pesca de cerco como fuente de recurso.

El sector pesquero debe involucrarse
La pesca se revela así como un elemento clave en la gestión de las importantes colonias de aves marinas de la zona, que deben ser tenidas en cuenta como elementos clave del ecosistema marino a la hora de establecer cupos, vedas y vigilancia ambiental en la ZEPA marina y sus áreas de influencia. Por ello, se considera que el sector pesquero debe involucrarse en el diseño de los planes de gestión de esta ZEPA. En este sentido, la contribución de los profesionales del sector pesquero al presente estudio ha resultado clave, especialmente en lo relativo a la toma de datos de capturas, descartes y descargas en puerto que cada embarcación lleva a cabo cada día.

Un grupo numeroso de gaviotas revolotea alrededor de un barco de pesca esperando descartes (foto: Marc Illa / Cory’s).

Incrementar la precisión de esta información sin comprometer su obtención a largo plazo, lo que pasa por un buen entendimiento entre las entidades u organismos gestores del espacio natural y los profesionales de la pesca, es fundamental para el despliegue de unos planes de gestión efectivos.

Más información
https://www.corys.es/stelar-delta/
proyectos@corys.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios