www.revistaquercus.es

Un estudio sobre roedores dispersantes de semillas en encinares mediterráneos

Los ratones morunos aprenden a seleccionar las bellotas sanas

Por Alberto Muñoz y Raúl Bonal

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Los ratones morunos aprenden a seleccionar las bellotas sanas
La encina es el árbol dominante de los bosques mediterráneos ibéricos y los pequeños roedores juegan un papel muy importante como dispersantes de sus semillas. Estos roedores en muchas ocasiones depredan sobre las bellotas, pero también suelen almacenar algunas de ellas para su posterior consumo. De modo que las entierran en lugares que pueden favorecer la germinación y el establecimiento de futuros árboles adultos.
La interacción entre las encinas (Quercus ilex) y los roedores que se alimentan de sus bellotas es un factor clave para la regeneración natural de los encinares mediterráneos. Por lo tanto, las decisiones del roedor a la hora de seleccionar unas semillas u otras son muy relevantes en este contexto ecológico. Por primera vez, hemos demostrado que la habilidad de los roedores para seleccionar semillas de diferentes tipos es un comportamiento aprendido, basado en la experiencia particular de cada individuo, y no innato.

Son muchos los estudios que han analizado las decisiones que toman los pequeños roedores granívoros cuando consumen semillas. Este interés se debe a que, en algunos ecosistemas, los roedores no consumen todas las semillas inmediatamente sino que almacenan un número variable de ellas para su consumo posterior. En ocasiones las semillas almacenadas son olvidadas, o el roedor que las guardó muere, con lo que estas semillas que han sido dispersadas y enterradas tienen más posibilidades de germinar y dar lugar a plántulas que las que quedaron bajo la copa del árbol madre. Este es el caso de la encina, tan abundante en los bosques mediterráneos, cuya regeneración natural depende en gran medida de la dispersión de las bellotas a lugares que favorezcan su germinación, y algunas especies de pequeños roedores presentes en la península Ibérica son los agentes dispersantes más importantes. Por lo tanto, conocer las decisiones que toman estos animales cuando se alimentan de bellotas no es sólo interesante desde el punto de vista de su propio comportamiento, sino también por las consecuencias que esas decisiones llegan a tener para la regeneración natural de los encinares.

Nosotros quisimos comprobar si las decisiones que toman los roedores cuando se enfrentan a elegir bellotas de diferentes tipos dependen de la experiencia previa de cada animal o, por el contrario, son decisiones innatas en las que no interviene el aprendizaje. Para ello, realizamos un estudio utilizando como modelo al ratón moruno (Mus spretus). Este roedor de pequeño tamaño, cuyo peso puede variar entre los 10 y los 20 gramos, es muy común en la península Ibérica y sus rasgos son parecidos a los del ratón doméstico (Mus musculus), aunque vive normalmente alejado de los asentamientos humanos. El ratón moruno es de hábitos nocturnos y, al igual que otras especies de roedores peninsulares, su alimentación es omnívora durante todo el año. Sin embargo, durante el otoño y el invierno se alimenta casi exclusivamente de bellotas de encina y otras quercíneas en los bosques mediterráneos. Este pequeño roedor es un importante dispersante de bellotas de encina junto con su pariente el ratón de campo (Apodemus sylvaticus), de tamaño algo mayor, y con quien comparte hábitat en los encinares del centro peninsular.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.