www.revistaquercus.es

Un siglo y medio de la teoría de Darwin... y de intentos de complementarla

Por Luis Boto

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
En plenas celebraciones del 200 aniversario de Charles Darwin y los 150 años de la publicación de El origen de las especies, suena a anatema decir que el neodarwinismo tiene lagunas y que hay aportaciones de diversos campos de la biología que tratan de llenarlas. Sobre todo para algunos científicos que temen que tales argumentos sean utilizados por los defensores del creacionismo. Y, sin embargo, estas críticas son necesarias.

Libros Recomendados :
EL DARWINISMO EN ESPAÑA E IBEROAMERICA
¡ Visita nuestra Tienda !
En el número 276 de Quercus, mi colega Juan Moreno desarrolla una exhaustiva defensa de la pervivencia del pensamiento neodarwinista y de cómo ha resistido al reto de quienes han tratado de argüir en contra de un exclusivo papel de la selección en los procesos evolutivos y del gradualismo en el cambio que está implícito en la llamada Nueva Síntesis. Me gustaría ejercer aquí de abogado del diablo y defender una postura más abierta, que integre en la teoría evolutiva las evidencias que se han propuesto desde diferentes campos de la ciencia y que sugieren la existencia de mecanismos y procesos diferentes, más allá de la selección y el gradualismo.

Dos son las líneas argumentales que expone Juan Moreno en su artículo. En primer lugar, la preponderancia casi exclusiva de la selección natural como mecanismo evolutivo capaz de explicar toda la diversidad biológica. Y, en segundo lugar, la negación de otros posibles mecanismos evolutivos.

En cuanto a la primera línea de argumentación, se echa de menos una sola palabra acerca de las múltiples evidencias que se han reunido acerca de una variabilidad genética neutra o cuasi neutra, algo ampliamente discutido en la literatura científica desde que Kimura planteara su teoría de la evolución neutralista en el año 1983. Variabilidad que, por otra parte, ha sido ampliamente utilizada para establecer relaciones filogenéticas y de parentesco por parte de biólogos de diferentes disciplinas, entre ellos los especialistas en ecología evolutiva.

También se echa en falta una discusión al menos sucinta de otros mecanismos evolutivos, como la deriva génica o la migración, más o menos tolerados por el neodarwinismo. El primero implica que sólo una parte de la variabilidad presente en una población original puede llegar a fijarse en los descendientes, tras una reducción en el tamaño de la misma, lo que puede significar que la fracción fijada no sea óptima desde el punto de vista adaptativo, o que simplemente sea neutra. El segundo supone la introgresión de variabilidad genética en una población a través de los individuos de otra, que puede ser favorable, perjudicial o neutra.

En cuanto a la segunda línea argumental, el artículo trata de minimizar la posibilidad de que los organismos puedan adquirir nuevas funciones de un modo que no sea estrictamente gradualista. Y, sin embargo, conocemos mecanismos con esa propiedad, a pesar de que Juan Moreno sostenga que “saltos, discontinuidades y revoluciones (…) implicarían por ahora desconocidos procesos de producción de nuevas variantes”. De hecho, él mismo discute alguno de estos mecanismos y hasta admite que en algún caso el gradualismo quizá no sea tan gradual. Pero, siempre desde mi modesta perspectiva, un poco a la defensiva, como si no fuera posible asumir que además de la selección, cuyo papel evolutivo nadie cuestiona, hay otros mecanismos que junto a ella pueden explicar cómo los seres vivos han ido cambiando a lo largo del tiempo. Y asumir esto no implica, como el autor sugiere, aceptar una finalidad en la evolución, ni renegar de un materialismo que en ciencia es obligado.

En lo que sigue me gustaría discutir, sobre todo, el gradualismo en evolución y cómo lo que Juan Moreno denomina intentos de esquivar la teoría de Darwin son, a mi entender, aportaciones que la complementan. Estas aportaciones deberían integrarse en una nueva síntesis evolutiva, como muchos autores proponen (1, 2, 3).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.