www.revistaquercus.es

Un ejemplo de la complejidad de los actuales escenarios de la conservación

Una garcilla bueyera descansa posada en una palmera de la colonia de cría de la especie existente en Arrecife (Lanzarote). Foto: Pablo Gustems.
Una garcilla bueyera descansa posada en una palmera de la colonia de cría de la especie existente en Arrecife (Lanzarote). Foto: Pablo Gustems.

Garcilla bueyera: amenaza a la biodiversidad de Lanzarote

domingo 28 de febrero de 2021, 13:56h

Las garcillas bueyeras son migrantes que se presentan asiduamente y en escaso número en Canarias. Pero en Lanzarote la especie se ha asentado de forma reciente y su explosión demográfica ha dado lugar a problemas ambientales, sanitarios y económicos. Este caso refleja la complejidad de algunos de los actuales escenarios de la conservación.

Por José Cabot Nieves, Andy J. Green, Úrsula Höfle y Domingo Concepción

La garcilla bueyera (Bubulcus ibis) es una garza blanca que, solitaria o en grupos, es fácilmente visible en los campos de nuestra geografía. Es frecuente verla en busca de presas acompañando al ganado mientras pasta, tras los arados que surcan las tierras de labor, andurreando por las inmediaciones de las ciudades o volando al atardecer en grupos hacia sus dormideros. Es una especie omnipresente en los vertederos de basura y estercoleros, donde puede alcanzar elevadas concentraciones en busca de materia orgánica en descomposición e insectos.

La extensa dispersión geográfica y el gran crecimiento demográfico protagonizados por la garcilla bueyera han sido los más amplios y rápidos conocidos de todas las especies de aves. Al final del siglo XIX se expandió desde el suroeste de Europa a Oceanía, de África a Norteamérica y de Asia a Australia, hasta alcanzar en la actualidad una distribución cosmopolita con una extensión de unos diez millones de kilómetros cuadrados. Las transformaciones realizadas por el hombre en el entorno natural a escala planetaria y los residuos que genera han favorecido este proceso.

AUTORES
José Cabot Nieves es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Córdoba, actualmente jubilado. Ha sido científico titular y conservador de las colecciones científicas de vertebrados de la Estación Biológica de Doñana durante treinta años. Entre 2016 y 2018 fue Jefe de Servicio de Medio Ambiente en el Cabildo Insular de Lanzarote.
Andy J. Green es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Oxford. Desde la Estación Biológica de Doñana investiga sobre la ecología de los humedales mediterráneos y de las aves acuáticas. Durante siete años fue presidente del Grupo de Especialistas sobre Anátidas Amenazadas de la UICN y de Wetlands International.
Ursula Höfle es doctora en Veterinaria por las universidades alemanas de Hannover y Giessen. Trabaja en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), en Ciudad Real, donde es especialista en enfermedades infecciosas de aves. Estudia la ecología de enfermedades compartidas entre aves silvestres, animales domésticos y humanos.
Domingo Concepción García es licenciado en Biología, ornitólogo y ecólogo especializado en fauna y flora macaronésica, habiendo realizado numerosos estudios y proyectos relacionados con la biodviersidad de Lanzarote. Fue presidente de la asociación ecologista El Guincho y actualmente es docente investigador en la Escuela Universitaria de Turismo de Lanzarote.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios