www.revistaquercus.es

Buscando a Isabel desesperadamente

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:53h
Buscando a Isabel desesperadamente
Texto y fotos: Rafael Serra
Compartimos dos días de seguimiento y muestreo de murciélagos en las Fragas del Eume, uno de los espacios naturales más renombrados de Galicia, con los expertos en quirópteros de la asociación Drosera.

Libros Recomendados :
CÓMO ATRAER FAUNA AL JARDÍN
¡ Visita nuestra Tienda !
El pasado 18 de agosto, miembros de la asociación Drosera capturaron y marcaron a una hembra preñada de murciélago hortelano (Eptesicus serotinus) en el Parque Natural de las Fragas del Eume, situado al noreste de la provincia de La Coruña. ¡Preñada el 18 de agosto! Una fecha muy tardía. Si la marcaron fue, precisamente, porque confiaban en que les condujera hasta su colonia. No podía ir demasiado lejos en tan avanzado estado de gestación.
La asociación Drosera lleva casi dos años enfrascada en elaborar un inventario de las especies y los refugios de quirópteros de este espacio protegido, con apoyo financiero de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), la empresa Reganosa y la Xunta de Galicia. Para ello cuenta con dos biólogos especializados en murciélagos, Roberto Hermida y Ramón Seage, un naturalista que trabaja como técnico de campo, David Álvarez, y no menos de cuatro voluntarios. Durante esta fase del trabajo se concentran en recoger datos sobre el uso del espacio y la localización de colonias de especies discretas. De ahí que marquen con radio-emisores a hembras lactantes o incluso preñadas: basta con seguir su señal para localizar el refugio que comparten con el resto de la colonia. Suelen bautizar con nombres bíblicos a las hembras que capturan y, lógicamente, la primera se llamó Eva. Esta última es Isabel, pero entre medias ha habido otras muchas: Raquel, Judith, Dalila…
Biometría y trasquilones
Tras sumarme –como mirón– al equipo de muestreo, empezamos por localizar la señal de Isabel en el pequeño estanque donde fue capturada el día anterior. Ni rastro. El equipo se divide en dos grupos para cubrir una zona más amplia, superior incluso a la autonomía de vuelo que se le supone a una hembra muy preñada en un lapso de apenas 24 horas. Nada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Quercus

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.