www.revistaquercus.es

La sociedad civil se moviliza en defensa de Doñana

Manifestación en defensa de Doñana en Madrid en mayo de 1998 (foto: archivo de Ecologistas en Acción).
Manifestación en defensa de Doñana en Madrid en mayo de 1998 (foto: archivo de Ecologistas en Acción).
viernes 02 de diciembre de 2016, 00:35h

A mediados de noviembre, más de 6.000 personas habían suscrito ya el manifiesto lanzado por la plataforma Salvemos Doñana el pasado septiembre, al que se ha sumado un centenar de colectivos, entre ellos la revista Quercus. Esta iniciativa de la sociedad civil busca sumar esfuerzos para proteger Doñana de una de las múltiples amenazas que lo acechan: el proyecto de almacenamiento de Gas Natural Fenosa, cuya primera fase ya tiene las obras iniciadas.

“Es urgente que actuemos, porque nuestros representantes políticos en el Gobierno central y el Gobierno andaluz no han frenado este proyecto gasístico”, indican desde la plataforma, refiriéndose al plan de extracción –y posterior inyección– de gas que pretende acometer Gas Natural Fenosa en la comarca de Doñana. Para este colectivo, las autorizaciones otorgadas al proyecto vulneran la legislación y, sobre todo, “van en contra del interés general, poniendo al servicio de intereses particulares un patrimonio que es de todos y todas”.

Juan Romero, portavoz de la Plataforma Salvemos Doñana y miembro de Ecologistas en Acción, explica que “los cuatro proyectos de almacenamiento de gas en el yacimiento Marisma afectan a espacios naturales con algún tipo de protección". Además de los dos proyectos que no obtuvieron la Autorización Ambiental Unificada (AAU) por estar en el Entorno Natural Doñana, los otros dos, Marismas Occidental y Aznalcázar, afectan parcialmente a la Red Natura 2000. “Incluso el más alejado afecta al Corredor Verde del Guadiamar”, indica Romero.

La plataforma Salvemos Doñana insiste en que la extracción y almacenamiento de gas “no es compatible con el desarrollo sostenible en Doñana y su entorno”, a la vez que reprocha que toda la inversión destinada en las últimas décadas a la conservación del espacio natural, así como el esfuerzo de la ciudadanía, que durante todos estos años sí ha adaptado su actividad económica y sus modos de vida para conservar Doñana, “se pretendan tirar a la basura para el único beneficio de una empresa privada”.

Más información y adhesiones, en www.salvemosdoñana.es

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios