www.revistaquercus.es
Junio - 2020    29 de septiembre de 2020

Artículos

Descrita con el nombre de Fringilla coelebs bakeri, es exclusiva De Gran canaria

Macho de Fringilla coelebs bakeri, la subespecie de pinzón vulgar endémica de Gran Canaria que ha sido recientemente descrita (foto: Miguel Ángel Peña).
Macho de Fringilla coelebs bakeri, la subespecie de pinzón vulgar endémica de Gran Canaria que ha sido recientemente descrita (foto: Miguel Ángel Peña).

Pinzón vulgar: nueva subespecie endémica para las islas Canarias

No hace falta investigar en lugares remotos ni con especies desconocidas para descubrir novedades relevantes. En las islas Canarias se conocían hasta ahora tres subespecies endémicas de pinzón vulgar. Pero gracias a una cuidadosa investigación que detallamos a continuación, la población de esta ave en Gran Canaria acaba de ser descrita como una cuarta subespecie: Fringilla coelebs bakeri.

Por Juan Carlos Illera, Juan Carlos Rando y Aurelio Martín

¿Nos estamos alejando de la realidad?

Estación de Campo de Roblehondo, en plena Sierra de Cazorla, tras una nevada en 2018 (foto: Carlos Herrera).
Estación de Campo de Roblehondo, en plena Sierra de Cazorla, tras una nevada en 2018 (foto: Carlos Herrera).

Historia natural, estaciones de campo y evolución de la ecología

El número 400 de Quercus coincide con los 40 años de la Estación de Campo de Roblehondo, una base científica situada en plena Sierra de Cazorla. Me ha parecido que la oportunidad era excelente para ofrecer mi visión del papel de la historia natural y las estaciones de campo en el desarrollo de la ecología.

Por Carlos M. Herrera

Frontispicio del primer tomo de la Flora Española de José Quer, publicado en 1762, y portada del último volumen de Flora iberica publicado hasta el momento, con el que se completa la familia de las Compuestas, la más rica en géneros y especies de la obra.
Frontispicio del primer tomo de la Flora Española de José Quer, publicado en 1762, y portada del último volumen de Flora iberica publicado hasta el momento, con el que se completa la familia de las Compuestas, la más rica en géneros y especies de la obra.

Un viaje entre dos floras: de la Flora Española de Quer...a la actual Flora iberica

Han sido varios los intentos de publicar una Flora que compendie de forma sistemática las especies vegetales presentes en España. La primera fue la Flora Española de José Quer a finales del siglo XVIII y la última, aún no concluida, la Flora Iberica que edita desde 1986 el Real Jardín Botánico de Madrid.

Por Carlos Aedo y Antoni Buira

Resultados de cinco años de trabajo en el curso medio del río Segura

Un operario usa una moto-desbrozadora manual para eliminar una zona de cañas a orillas del río Segura, en una acción del proyecto LIFE+ Ripisilvanatura (foto: Ricardo Zarandona / Typsa).
Un operario usa una moto-desbrozadora manual para eliminar una zona de cañas a orillas del río Segura, en una acción del proyecto LIFE+ Ripisilvanatura (foto: Ricardo Zarandona / Typsa).

En favor del bosque de ribera mediterráneo

Recuperar el bosque de ribera y controlar las especies invasoras: son objetivos que podrían encabezar por sí mismos cualquier agenda conservacionista. Ambos han marcado el desarrollo del proyecto europeo LIFE+ Ripisilvanatura, centrado en el curso medio del río Segura, al norte de la Región de Murcia.

Por Josefa Velasco, Ricardo Zarandona, Jorge Sánchez y Jaime L. Fraile

Las decisiones no siempre se toman según la mejor perspectiva ecológica

Oso pardo bajo un castaño en Asturias. Esta especie inspira muy diferentes sentimientos en la Cordillera Cantábrica y en el Pirineo (foto: Juan Aceituno / Shutterstock).
Oso pardo bajo un castaño en Asturias. Esta especie inspira muy diferentes sentimientos en la Cordillera Cantábrica y en el Pirineo (foto: Juan Aceituno / Shutterstock).

El Síndrome de la Referencia Cambiante a la hora de fijar objetivos de conservación

La conservación de la biodiversidad responde aparentemente a un objetivo claro: evitar la extinción de la amplia variedad de especies con las que compartimos el planeta. Por extensión, también pretende mantener las agrupaciones que forman (ecosistemas) y otras escalas inferiores de organización (poblaciones, genes e incluso comportamientos). Hasta aquí todo parece bastante claro, pero ¿cómo aplicamos este objetivo a la realidad concreta de un determinado espacio natural? ¿Y cómo incorporamos el factor tiempo a la hora de fijar objetivos? Traducir estos conceptos a cada caso particular ya no resulta tan evidente.

Por Jordi Palau

Revisión sobre el estado actual de las especies alóctonas de la cuenca

Un cangrejo rojo americano se alimenta de algas epífitas sobre un tallo de carrizo. Esta especie ha colonizado casi toda la cuenca del Segura (foto: F. Javier Murcia).
Un cangrejo rojo americano se alimenta de algas epífitas sobre un tallo de carrizo. Esta especie ha colonizado casi toda la cuenca del Segura (foto: F. Javier Murcia).

Fauna invasora del Segura: ha venido para quedarse

Los ecosistemas acuáticos del Segura están enfermos y una de las causas de que no recuperen un buen estado de salud es que pocas cuencas fluviales españolas tienen tal proliferación de especies invasoras, entre peces, galápagos y macroinvertebrados. Y lo malo es que, una vez establecidas, es muy difícil erradicarlas.

Por David Verdiell y F. Javier Murcia

Posible consecuencia de una oscilación climática en el mediterráneo occidental

Bando de gorriones levantando el vuelo en un sembrado (foto: Domingo Rivera).
Bando de gorriones levantando el vuelo en un sembrado (foto: Domingo Rivera).

Una plaga de aves ultramarinas en la España de Carlos III

En la primavera de 1779 unas misteriosas bandadas de “pájaros ultramarinos” irrumpieron en el sureste de España procedentes de África. Anidaron en grandes colonias y asolaron cultivos en varios municipios de las actuales provincias de Alicante, Murcia y Almería. Las autoridades locales se vieron desbordadas. El poderoso conde de Floridablanca, el Consejo de Castilla y otras importantes instituciones del Reino intervinieron con rapidez. Se enviaron centenares de hombres a combatir la plaga. ¿Qué pasó exactamente? Y, sobre todo, ¿qué aves eran?

Por Juan J. Ferrero-García, Luis M. Torres-Vila y Pedro P. Bueno

Muestras de convivencia entre rapaces y vecinos

Milano real marcado en 2018 y posado en un bebedero de la sierra de Tramuntana (Mallorca). Foto: Juan José Bazán.
Milano real marcado en 2018 y posado en un bebedero de la sierra de Tramuntana (Mallorca). Foto: Juan José Bazán.

Milanos reales urbanos en la isla de Mallorca

Algunas parejas de milano real han nidificado en el interior de un pueblo de Mallorca o muy ceca de zonas urbanizadas, carreteras y autopistas.

Por Jordi Muntaner

Una gran noticia para pescadores, gestores y conservacionistas

Una tortuga boba regresa al mar tras haber desovado en una playa malagueña (foto: José Antonio Rodríguez).
Una tortuga boba regresa al mar tras haber desovado en una playa malagueña (foto: José Antonio Rodríguez).

Los palangres causan menos capturas accidentales de tortugas marinas

Ha bastado un pequeño cambio en la profundidad a la que se calan los palangres de superficie para que se redujera drásticamente el número de capturas accidentales de tortugas marinas. En particular, de la tortuga boba en aguas del Mediterráneo occidental.

Por José Carlos Báez, Salvador García, Juan Antonio Camiñas y David Macías

Grave conflicto entre los objetivos de la legislación conservacionista europea y la PAC

Macho de sisón común, una de las especies de aves esteparias más afectada por la intensificación agrícola (foto: Francisco C. Parody).
Macho de sisón común, una de las especies de aves esteparias más afectada por la intensificación agrícola (foto: Francisco C. Parody).

La Red Natura 2000 fracasa en la conservación de las aves de ambientes agrícolas

La Política Agraria Común (PAC), concebida para aumentar la producción, implica intensificación y este proceso no tiene restricciones en el seno de la Red Natura 2000. Como resultado, la comunidad de aves de los campos de cultivo se extingue en lugares que están en teoría amparados por la normativa ambiental.

Por Carlos Palacín y Juan Carlos Alonso

0,3115234375